3 ejercicios para vivir relajados.

Publicado 6 junio, 2014 por Diana Pardo
Vive relajado,

Vive relajado, by Alejandro Nuñez.

El otro día vi un documental, en el que hablaban como capturaban a los monos en Indonesia, ( algo en lo que estoy totalmente en desacuerdo).

El caso es que el método era simple pero curioso. Colgaban una calabaza grande de un árbol con una naranja dentro. La calabaza por la parte de abajo tenía un pequeño agujero. El mono, cuando la vió, metió la mano por ahí y atrapó la naranja, pero no consiguió sacar la mano, ya que el orificio, no es lo suficientemente grande para dejar salir a la naranja.

Así es como se  queda atrapado, inmovilizado …y lo capturan.

Su libertad es algo tan simple como soltar la naranja, sacar la mano y echar a correr,…, pero no lo hace.

Algo parecido nos pasa a las personas, ¿ Cuál es nuestra naranja?, ¿ Qué es lo que no logramos soltar?, ¿Qué es lo que no nos permite vivir relajados?

Cuando soltamos las cosas, tenemos las dos manos libres para poder coger lo que nos venga.

El pobre mono, no se da cuenta, de que hay otras naranjas, incluso de que puede trepar libremente a los árboles y conseguirlas.

Pero nosotros no somos monos, por eso debemos usar nuestra inteligencia, y no agarrarnos a creencias que nos limiten.

Por eso, y por cortesía de Rosette Poletti y Bárbara Dobbs, ambas especialistas en terapias de salud, he seleccionado tres ejercicios para lograr vivir relajado:

1- Liberémonos de las heridas que hemos sufrido. ¿ Y como?, haciendo el siguiente ejercicio.

Dibuja tu herida, ¿que forma tiene?, ¿ de qué color es?, ¿cuál es su tamaño?…Tómate tu tiempo para que tu mente responda a estas cuestiones. Cuando lo tengas, arranca la página y rompe el papel en mil pedazos, puedes tirarlos o quemarlos mientras imaginas que tu herida desaparece al mismo tiempo.

2- Termina con la actitud de Controlador. A todos nos encanta controlar, es algo que utilizamos erróneamente para intentar calmar nuestra ansiedad. Queremos controlarlo todo y sin embargo no nos gusta que nos controlen a nosotros.

Dibujemos pues, a las personas y cosas que intentamos controlar a diario.  Las unimos por cuerdas. Con un rotulador de color rojo, tachamos esas cuerdas de control, liberando a todos los que nos rodean y escribimos 5 veces ” Me libero y te libero, estoy tranquilo”….

3- Rompe la frase ” Siempre quiero tener razón”. Si quieres alcanzar la felicidad ,no te preocupes por quien tiene la razón, vive tu vida y deja que los demás piensen lo que quieran. Si los quieres, has de darle libertad. Escribe en un papel las siguientes frases:

Tener razón

– Equivocarse

– Yo tengo razón

– Yo tenía razón

– Verás como tengo razón.

Con un rotulador negro, táchalas todas.

Recuerda que únicamente tú, puedes crear tu calidad de vida. Está claro que no siempre somos dueños de todo lo que nos sucede, pero sí de adoptar la actitud adecuada para afrontar lo que nos venga.

Muchas veces nos sentimos culpables por no poder agradar continuamente a quienes nos rodean. Se puede complacer a algunas personas todo el tiempo, a todo el mundo alguna vez, pero nunca a todo el mundo todo el tiempo. Vivir relajados es fundamental, porque eso es lo que transmitimos.

Tómate en consideración y despliega tus alas.

Libérate y vuela.

Libérate y vuela

¡Buen vuelo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: