¿Como Curar una Infección Viral?

Publicado 12 noviembre, 2015 por Diana Pardo

dolor garganta

 

Cuando éramos pequeños y acudíamos al médico por dolor en la garganta acompañado de fiebre, casi siempre salíamos de allí con un tratamiento a base de antibióticos. En algunos casos, seguramente no era necesario.

Hoy día la medicina ha evolucionado en ciertas áreas y cada vez más, la Organización Mundial de la Salud, nos advierte sobre un abuso continuado de antibióticos y la resistencia de las bacterias a los mismos. Esto puede llegar a convertirse en un problema realmente grave si hacemos inmunes a los agentes patológicos ante nuestras mejores armas.

Por ello, seguramente a muchos os han hecho la prueba del bastoncillo, que consiste en capturar mucosa de la garganta para posteriormente analizarla y comprobar si lo que estamos padeciendo es vírico o bacteriano.

Si es bacteriano, el tratamiento a seguir será a base de antibióticos, pero ¿Y si es vírico?

En ese caso los médicos no suelen pautar tratamiento más que analgésicos para aliviar los síntomas.

¿Qué podemos hacer entonces para vencer una infección vírica?

Lo primero que debemos tener claro es que ante una infección vírica serán nuestras propias defensas las que tengan que vencerla.

Para ello podemos seguir ciertos consejos que ayuden a nuestro sistema inmunitario a combatir al invasor y vencerlo cuanto antes:

  • La fiebre es solo un síntoma de que algo va mal, en respuesta nuestro cuerpo eleva la temperatura  intentando así fulminar al agente patógeno. Si estamos constantemente tomando antitérmicos, estaremos interrumpiendo el proceso de lucha natural de nuestro organismo. Por ello lo mejor es descansar y solo bajar la temperatura cuando esta supere los 38 grados.
  • Aportemos energía a través de la alimentación para ayudar a vencer al enemigo. Durante este período, se recomiendan comidas a base de caldos, zumos, yogures y en general alimentos muy digeribles para que nuestro cuerpo centre todas sus fuerzas en la lucha, y no en el proceso digestivo de alimentos pesados.
  • Ayudémonos de antibióticos naturales como la cebolla, el ajo, el propóleo, el tomillo, la miel, el limón y la plata coloidal.
  • Los baños templados también ayudan a bajar la temperatura y tonificar las articulaciones seguramente afectadas por el virus.

Un proceso vírico puede durar de dos a diez días, la clave está en mantener a nuestras defensas fuertes para combatirlo en el menor tiempo posible

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: